Creatividad e Inteligencias Múltiples: algunos bosquejos

Por: Eduardo Kastika – @EduardoKastika

 

Estuve releyendo el libro Changing Minds, de Howard Gardner, 2004. Aproveché que conseguí la versión en español (Mentes flexibles, Paidós Transiciones) y revisé algunos de los párrafos que había marcado en el original hace varios años.

Un párrafo (que no había marcado en su momento) me impactó. Pero, primero, repasemos un poco las ideas de Gardner.

Gardner y las Inteligencias Múltiples (IM)

Howard Gardner desarrolló la teoría de las IM a mediados de la década de 1980.

Su principal crítica es a la idea de que existe una única inteligencia, que tiene un“coeficiente dado”, que es de uso general, que es independiente del contexto y que, además, puede medirse mediante tests relativamente simples.

Propone, entonces, hablar de:

  • Una serie de inteligencias…
  • Que son facultades para resolver problemas y crear productos.
  • Estas facultades son independientes entre sí.
  • Y, si se vinculan, lo hacen de un modo imprevisto.
  • Pero, sobre todas las cosas, son potenciales.
  • Es decir, se activan o no, según el contexto familiar, social o cultural de cada persona en particular.

Más allá de la inteligencia tradicional

Gardner vincula a la tradicional idea de inteligencia con las, denominadas por él, “inteligencias canónicas”: la lógico-matemática y la lingüística.

E incorpora, a su cóctel de inteligencias, la espacial, la corporal-cinestésica, la música, la naturalista, la interpersonal y la intrapersonal.

Es decir, amplía el concepto de “inteligencia” para abarcar muchas capacidades que antes estaban asociadas a la idea de “creatividad”.

Al pluralizar el término “inteligencia”, el talento musical, por ejemplo, y el talento lógico matemático, ocupan la misma jerarquía.

De hecho, a Gardner no le preocupa que se hable de “facultades humanas”, “aptitudes”, “capacidades”, “dotes”, “talentos”, “habilidades” o “inteligencias”.

Lo que sí le importa es que no se llame “inteligencia” a algunas capacidades (como el lenguaje, por ejemplo) pero “simple” talento a otras (como la corporal, por ejemplo).

Aplicación de la teoría de las inteligencias múltiples

A veces se trata de una cuestión de simples preferencias.

Según Gardner, por ejemplo, los partidarios de “Mac” (a diferencia de los partidarios de la “PC”) estarían revelando sus preferencias por las formas espaciales de representación en contraste con las representaciones lógicas.

Pero otras veces, comprender esta diversidad potencial en las formas de inteligencia, nos invita a repensar qué significa ser inteligente y, sobre todo, a revisar muchos de los preconceptos que teníamos acerca de la inteligencia.

Antes podía decirse que alguien “es inteligente pero no se lleva bien con la gente” (incluso, había quien decía “es tan inteligente que le cuesta relacionarse con la gente”).

Hoy la conclusión sería algo así como “no es tan inteligente porque no puede relacionarse bien con la gente” (o bien: “es talentoso para hacer cálculos matemáticos pero no es talentoso interpersonalmente”).

Inteligencia y creatividad

Al ampliarse tanto los límites de aquello a lo que se llama “inteligencia”, las diferencias entre ser creativo y ser inteligente ya no son las de antes.

De hecho, Gardner agrega el concepto de “crear productos” a la tradicional idea de “resolver problemas” como el objetivo principal de la inteligencia.

Ser creativo puede ser una forma de ser inteligente. Ser creativo es poder utilizar plena y flexiblemente distintos tipos de inteligencias. Para producir intencionalmente aportes nuevos y útiles.

Y, a la vez, podemos afirmar siguiendo a Antonio Marina, que la inteligencia es creadora: una mezcla de conocimientos y valentía. La inteligencia es creadora porque crea objetivos, crea proyectos. Esa es su principal función.

Lo que importa, entonces, es el desarrollo armónico de nuestras inteligencias para producir aportes que sean considerados nuevos y valiosos.

[Al final, me entusiasmé escribiendo sobre Howard Gardner y no me referí a la cita que me impactó. Voy a hacer lo siguiente: dejo el link del libro: http://bit.ly/o1ZS1W, y en unos días escribo otro post y les cuento.]

 

(Fuente: http://eduardokastika.posterous.com/creatividad-e-inteligencias-multiples-algunos)

.

Anuncios

Cómo trabajar mejor

 

En la pared de un edificio de oficinas de Oerlikon (Zurich, Suiza), está este manifiesto de Peter Fischil y Davis Weiss (escrito en 1991). Me interesa tanto el manifiesto como el hecho de que esté escrito en la pared de un edificio de oficinas.

Va la traducción de http://thecoolruler.blogspot.com. Enviada por Pedro Rojas @SeniorManager

  1. Has una cosa a la vez
  2. Conoce el problema
  3. Aprende a escuchar
  4. Aprende a preguntar
  5. Distingue el sentido del sinsentido
  6. Acepta el cambio como inevitable
  7. Admite los errores
  8. Sé claro
  9. Tómatelo con calma
  10. Sonríe
 
 
 
Fuente: Kastika. Micro-Blog (http://kastika.tumblr.com/post/10593885467/en-la-pared-de-un-edificio-de-oficinas-de-oerlikon)
.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: